SOMOS POPULARES
SOMOS POPULARES

LAS MENTIRAS DEL GIMV Y SU CONCEJAL CAROLINA ALBERT

28 enero 2014

Carolina Albert y el Grupo Independiente Monovero han publicado una carta repleta de mentiras, donde recurren a información sesgada y manipulada para ocultar a los ciudadanos las conclusiones de la Juez y de la Fiscalía al respecto de la denuncia que interpuso Carolina y que ha sido desestimada.

La falsedad de estas acusaciones, desmontadas por la juez y el fiscal, se evidencian aún más al comparar la carta del GIMV con los documentos reales.

Según Carolina:

Le quitarnos las competencias y las delegaciones en el pleno el día 7.06.2012 fue por no votar a favor las modificaciones de crédito por más de UN MILLÓN DE EUROS.

La realidad:

La modificación era de 440.484,90€ que dejaban de ser únicamente para gastar en la piscina y podría emplearse en otras partidas, no exclusivamente en deportes.

Véase la tabla del acuerdo de Pleno:

Primero: Aprobar el siguiente crédito extraordinario:

Partidas a incrementar:

Partida

Descripción

Importe

0118 150000 60900 Inversiones 2012 440.484,90
Total 440.484,90

Resumen por capítulos:

Aumento de gastos:

Capítulo VI

440.484,90

Total

440.484,90

Este mayor gasto se financia con:

– Con anulaciones o bajas de otras partidas no comprometidas, lo que no perturba el respectivo servicio.

Partida

Descripción

Importe
0114 34201 62201 Piscina cubierta municipal

440.484,90

Total

440.484,90

 

Según Carolina:

…así como por oponernos A LAS SUBIDAS DEL AGUA E IMPUESTOS

La realidad:

La subida fue votada en la legislatura anterior y aprobada con el voto a favor del Sr. Orgilés. Es más, la subida se ha hecho efectiva por orden de un juez que dio la razón a la empresa.


Según Carolina:

La denuncia no tiene nada que ver con lo anterior (la expulsión del equipo de gobierno) y basta con ver las fechas para darse cuenta de ello.

La realidad:

Veamos las fechas:

Fecha de las obras: diciembre de 2011.

Fecha de la expulsión del Gimv del grupo de gobierno: junio de 2012.

Fecha en que Carolina pone la denuncia: julio de 2012.

 

Según Carolina:

…no recibiendo respuesta a nuestras peticiones.

La realidad:

Tanto en privado como públicamente, incluso en un pleno, se le contestó que la documentación estaba a su disposición en Alcaldía y tan sólo tenía que acercarse a verla. Jamás lo hizo. Una vez dejó de formar parte del equipo de gobierno se le contestó por escrito.

 

Según Carolina:

…siendo la propia Fiscalía quien interpuso la denuncia.

La realidad:

Es la propia Carolina la denunciante, y cuando el proceso está a punto de acabar presenta una querella, con lo cual no denuncia una sino dos veces.

Gim_Miente_1

Según Carolina, el Juzgado dice:

“Respecto a la falsedad de haber certificado a fecha 2/12/11 algo que no era cierto para obtener la subvención…”

En realidad el Juzgado dice:

Respecto a la falsedad de haber certificado a fecha 2/12/11 algo que no era cierto para obtener la subvención, desde el punto de vista penal, la falsedad de documentos para que sea punible ha de ser apta para, entrando en el tráfico jurídico, producir un perjuicio.

 

Según Carolina el Fiscal dice:

En el mismo sentido el Ministerio Fiscal mantiene, que ha habido una actuación: “…no correcta e irregular”

 

En realidad el Fiscal dice:

Gim_Miente_4

 

Según Carolina el Juzgado dice:

“….pese a la irregularidad que suponga el certificar (aun a buena cuenta) que una obra se ha concluido cuando no es cierto”

 

En realidad el juzgado dice:

Pese a la irregularidad que suponga certificar “a buena cuenta”  que una obra se ha concluido cuando no es cierto, hay que tener en consideración que la subvención se convocó el 14/06/11, y en su art. 11 se habla de presentación de documentos hasta el día 18/11/2011 o, en el plazo establecido en la notificación de la concesión. La aprobación de esa subvención al Ayuntamiento de Monóvar por la Consellería lo fue el 30/11/2011, y aunque tenga sello de entrada el 01/12/11 consta que por correo electrónico se le dijo  al Ayuntamiento que los documentos debían estar el día 2 de diciembre de 2011. Sólo se dispuso de dos días para justificar la finalización de la obra, la actuación precipitada de certificar que ya estabahecha, si bien puede ser considerada irregular, tal y como ha informado el ministerio Fiscal, no puede ser considerada delictiva, al ser realizada la obra en su totalidad posteriormente, y no constando que exista ningún perjudicado.Por todo lo expuesto, en cuanto a la falsedad, no ha sido apta para producir ningún perjuicio, ni al Ayuntamiento, ni al municipio,  sino todo lo contrario, era una obra demandada por los ciudadanos de Monóvar, que más que perjudicar les ha beneficiado.

 

Según Carolina:

Lo denunciado NO ES MENTIRA NI FALSO.

La realidad es que la Juez y el Fiscal no opinan lo mismo que ella, cuando exoneran a Desiré de todas las acusaciones y deja de estar imputada.

 

Según Carolina:

De no denunciar lo ocurrido, no sabemos si se habría comenzado y terminado realmente la obra.

La realidad es que el Fiscal acusa a Carolina de que sabe que la obra acabó meses antes de poner ella la denuncia, y que además oculta otros datos relevantes, con lo cual la frase anterior es otra más de sus manipulaciones y mentiras:

Gim_Miente_5

Según Carolina la documentación que permitió que la obra se realizase:

…no fueron firmadas por las personas competentes para ello.

La realidad es que el Fiscal dice:

Gim_Miente_6

 

Al final, todos estos desvaríos son producto de una pataleta de Carolina por haber sido destituida del equipo de gobierno, sin olvidar que el resto de su partido, con Emilio Orgilés a la cabeza, se ha alineado junto a la demandante, por lo que no pueden eludir su responsabilidad.  El recurso interpuesto en diciembre de 2013 no es más que una manera de aplazar la dimisión a la que se están viendo abocados.

Tanto el Fiscal como la Juez ya desmontaron en su día todas las falsedades que presentaron en los juzgados. Ahora nosotros desmontamos con documentación las mentiras de la carta de Carolina Albert, quien queda en evidencia una vez más y, por desgracia, también deja en mal lugar a aquellas buenas personas que en el Gimv creyeron sus mentiras y la han apoyado.

Desde el Partido Popular de Monóvar entendemos  que un representante municipal que utiliza la justicia como venganza política y que miente a sus vecinos, incluso a sus compañeros de partido,  no merece representar a nuestro pueblo. Por lo tanto, pedimos una vez más la dimisión de Carolina Albert.

 

Calle San San Juan, nº 31 03640 MONÓVAR/MONÒVER (Alicante) www.ppmonovar.es